El cambio climático y nuestro papel

El cambio climático y nuestro papel

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), “el cambio climático es el tema definitorio de nuestro tiempo y estamos en un momento decisivo. Desde los cambios en los patrones climáticos que amenazan la producción de alimentos, hasta el aumento del nivel del mar que aumenta el riesgo de inundaciones catastróficas, los impactos del cambio climático tienen un alcance global y una escala sin precedentes”. 

No solo lo dice la ONU, sino que este sentido de urgencia es compartido por miles de organizaciones civiles, instituciones académicas y de investigación, gobiernos y activistas. 

La ciencia lo respalda. La Australian Academy of Sciences asegura que “las actividades humanas han aumentado las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera”. En especial, destacan las enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2) que se intercambian de forma continua entre la atmósfera, la tierra y los océanos. Esta creciente concentración de CO2 se debe, principalmente, a la quema de combustibles fósiles, la cual ha ido en aumento durante los últimos dos siglos en el uso de energía y la actividad económica. 

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por su acrónimo en inglés) emitió un reporte especial donde afirma que para limitar el calentamiento global a 1.5° C (en comparación con los 2° C que se estima que podría aumentar la temperatura) se requieren cambios rápidos y de largo alcance en cuanto a temas energéticos, industriales, de construcción, de movilidad y gobernanza. Esta limitación de 1.5° C tendría beneficios claros y tangibles para las personas y los ecosistemas naturales.

Asimismo, no podemos dejar de lado los datos que divulga la European Environment Agency sobre las actividades humanas que contribuyen al cambio climático, como el aumento de aerosoles en la atmósfera y los cambios en la cubierta terrestre al reemplazar los bosques más profundos y frondosos por tierras de cultivo y tierras más pálidas. 

Es decir, no debe quedar duda alguna del enorme papel que los seres humanos han tenido (y siguen teniendo) en las causas del cambio climático y, por ende, el calentamiento global. 

Las actividades de la civilización moderna, la cual tiene como base los hidrocarburos como principales fuentes de energía (carbón y combustible siendo los más comunes), liberan demasiados gases de efecto invernadero como para que exista un equilibrio en el planeta. 

Los impactos en ecosistemas naturales, poblaciones y regiones específicas no se han hecho esperar: cambios en la precipitación, derretimiento de las capas de hielo y nieve (especialmente en Groenlandia y la Antártida), aumento de riesgo de inundación y sequías en ciertas localidades, mayor riesgo de extinción de especies, olas de calor, pérdidas de cultivos y un larguísimo etcétera. 

Así, los más pobres y vulnerables del planeta Tierra son quienes se ven más afectados por estos impactos. El continente africano sobresale por su vulnerabilidad al cambio climático debido a su poca capacidad de adaptación y a que, por lo general, sus habitantes se ganan la vida con recursos que están vinculados al clima. 

Ante este desolador panorama, el pasado 23 de septiembre la ONU llevó a cabo el Climate Action Summit 2019, en donde se presentaron a los líderes mundiales una lista de actividades colectivas que se llevaron a cabo para hacer frente al cambio climático, las cuales eran las siguientes: 

  1. Comprar productos locales y de temporada
  2. Llevar tu propia bolsa o contenedor
  3. Desenchufar aparatos electrónicos
  4. Reciclar
  5. Comidas sin carne
  6. Apagar las luces
  7. Tomar duchas de cinco minutos (o menos)
  8. Medios de transporte ecológicos
  9. Moda sustentable
  10. Rellenar y reutilizar

Con estas simples 10 acciones, podemos entender que nuestro papel como individuos va más allá de nosotros mismos. El esfuerzo coordinado y continuo de una persona puede llevar a grupos, sociedades e incluso países enteros a tomar decisiones en pro de la conservación del medio ambiente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.